¿Cómo bañar a tu perro?

Holà

Bañar al perro: Al igual que su dueño, el perro necesita champú para perfeccionar su aseo. Este producto te permite mantener su pelaje sedoso el mayor tiempo posible. Además, cuando bañas a tu mascota con champú, se siente como si fuera un miembro de tu familia. También es agradable oler su aroma y verlo limpio después del baño. No obstante, se debe tener cuidado con el champú que se va a utilizar para su aseo. El perro no tiene el mismo tipo de piel que los humanos. Por eso es importante saber qué productos son los adecuados para tu mascota. Por razones de salud, es esencial conocer todos los puntos esenciales antes de escoger una marca de champú para perros.

1 – Elegir el champú correcto:

El perro tiene una piel más frágil que la de las personas. Por eso se aconseja enérgicamente no usar nuestro propio champú para bañar al perro. Su piel sólo tiene de 30 a 95 micrómetros de espesor, lo cual lo hace más frágil y más sensible. Al contrario de la piel humana, dotada de un pH ácido, la de un perro es tiene un pH neutro. Por tanto es importante seleccionar un producto adaptado para cuidar la salud de la piel exterior. Esto evitará también que tu perro pierda su pelo ¿cuál tipo de champú conviene entonces a nuestro animal?

Primero debes saber que la elección del producto se hace de acuerdo con el tipo de piel de tu perro. Para eso, ten en cuenta las recomendaciones de tu veterinario sobre si el perro posee una piel grasa o seca. En caso de una piel con tendencia a secretar más cebo, se aconseja la utilización de un champú astringente. Este tipo de producto regulariza la secreción de lípido y purifica además la superficie cutánea. Si tu bola de pelos tiene una piel seca, debes emplear un champú a base de aceite vegetal como el extracto de soja o albaricoque que ayuda a rehidratar. También puedes elegir productos que vayan con todo tipo de piel, incluyendo champús con proteína a base de almendra dulce o de oliva.

 

2 – Cómo bañar a tu perro: 

En caso de que el perro tenga pelo duro como en el caso del Sabueso bosnio, serán mejores los productos a base de madera de Panamá o de limón verde. En lo que respecta a la aplicación (bañar al perro) en sí mismo, se deben cuidar ciertos aspectos básicos. Primero, cepilla el pelo del animal, especialmente si tiene el pelo largo. Esto eliminará los nudos y lo hará más fácil para ti. Luego ponle unas gotas de agua mineral en los ojos para protegerlo de la espuma que es inevitable. También ponle algodón en los oídos para que sus tímpanos no se llenen de champú. A continuación, aplica el champú y masajea suavemente para que sus principios activos actúen sobre la piel y el pelo. Vierte agua tibia para enjuagar, asegurándote de que el champú haya desaparecido por completo antes de limpiarlo.

Todos los dueños de perros nos preocupamos frecuentemente a la hora de elegir el champú correcto para nuestra mascota. Esta duda en completamente normal, ya que la salud de tu animal depende de la calidad del producto. Si no encuentras en la tienda el champú que conviene más a tu perrito, te recomendamos preparar tú mismo tu propia fórmula para perro. No te tomará mucho tiempo.

Además de lavar al perro, esta fórmula hecha en casa no es peligrosa y limpia la caspa de tu animal, evitando alergias de piel. Mezcla agua destilada con jabón líquido. Añade algunas gotas de aceites esenciales o glicerina vegetal, añádele dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Marina todo en un bol y luego deja que los ingredientes se mezclen y ya está.

 

¡Los consejos de Un Perro Ideal!

♦ En primer lugar, espera a que tu perro se calme. De hecho, es mejor no intentar bañar al perro si está demasiado alterado. Además, si tienes un perro grande al que no le gusta mucho el agua, no dudes en pedirle ayuda a un amigo para sostenerlo. Por último, considera la posibilidad de colocar una alfombrilla de goma en la parte inferior de la bañera, especialmente si puede ser resbaladiza, para evitar que tu amigo de cuatro patas se resbale o se lastime.

♦ También es necesario tener en cuenta las características de cada tipo de pelo así como de las particularidades de la piel de tu mascota. De hecho, no todos los pelajes tienen las mismas necesidades. Para los perros con pelo duro, por ejemplo, hay que tener cuidado y elegir un champú que no suavice su pelo.

♦ Cepillar a tu perro es especialmente importante y debería hacerse con más frecuencia durante el período de muda de pelo. Los productos desenredantes pueden ayudarle en esta misión. La formación de nudos, además de reducir la belleza del pelaje de tu mascota, puede molestar a tu perro e incluso causarle algunos problemas de piel, porque la piel ya no estará oxigenada. Además, los nudos pueden facilitar la acumulación de suciedad.

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.